Bienvenido

Página Principal

Colonoscopia

Gastroscopia

 

                   La Gastroscopia o Endoscopia Gastrointestinal Superior, es el principal método para el diagnostico de enfermedades del conducto digestivo superior, permitiendo visualizar el Esófago, Estomago y Duodeno (primera parte del intestino delgado), hasta su segunda porción.

                   Este procedimiento es realizado por personal previamente entrenado para ello (Médicos Gastroenterólogos), utilizando un instrumento flexible de aprox. 100 a 110 cms. de longitud y 9.8 mm. de diámetro, en cuya punta o extremo distal se encuentra una cámara  de video que trasmite la imagen a un video-procesador y de este a un monitor, en donde es observado por el Endoscopista; permite también si se desea, grabar el estudio en cintas de VHS o DVD, y tomar fotografías a color instantáneas.

                   El procedimiento en general, esta indicado cuando los síntomas (dolor abdominal, ardor, acidez, pesadez y llenura con las comidas, distensión o aumento de volumen del abdomen, nauseas, vómitos, dolor u opresión toráxica [no cardiaca], dificultad para el paso de los alimentos, perdida del apetito, disminución de peso, etc.), sugieren la posibilidad de enfermedad a cualquier nivel del tubo digestivo superior. También esta indicada como despistaje de Cáncer Gastrointestinal, la cual debe ser realizada a toda persona mayor de 40 años.

                   La técnica consiste en introducir el instrumento a través de una boquilla o protector colocado en la boca del paciente, quien se encuentra acostado sobre su hombro izquierdo, previamente se le debe haber dado a deglutir un agente antiespumante y se le aplica un anestésico local en la garganta (puede ser en spray o en gel). Aunque la Gastroscopia puede realizarse sin sedación (el procedimiento es indoloro), generalmente se realiza con el paciente obnubilado al inyectarle por vía endovenosa un sedante suave. El paciente es monitorizado durante todo el procedimiento para vigilar sus signos vitales, tales como Frecuencia Cardiaca, Tensión Arterial y Saturación de Oxigeno. La única preparación previa que necesita el paciente, es estar en ayunas por lo menos 6 horas antes.

Volver al principio